Zuecos cerrados: disfruta del confort del sueco sanitario cerrado

zuecos cerradosMucha gente está descubriendo el confort añadido de los zuecos cerrados. Los zuecos han pasado de ser un calzado profesional, que solo usaban los profesionales de la sanidad, a ser ese calzado popular e hipercómodo que todos queremos disfrutar en nuestro tiempo de descanso. Pues bien,si alucinaste al probar los suecos sanitarios de siempre, ahora fliparás al probar lo zuecos sanitarios cerrados. Si quieres ver mejor el de la foto superior pincha aquí . Estábamos habituados a utilizar zuecos abiertos, y llevarlos como una chancla o chancleta. Pero quienes descubren los zuecos cerrados… ya no quieren otra cosa. Hay zuecos cerrados preciosos y a muy buen precio que vamos a mostrarte aquí.

Zuecos cerrados

Como verás el concepto de zueco ha evolucionado mucho en los últimos tiempos. En general ahora se llama así al calzado elaborado con un material muy ligero, que apenas pesa, cómodo y… abierto por detrás. Pero en su evolución permanente el zueco ha llegado a un modelo que ha calado en mucha gente: los zuecos cerrados.

Ventajas de los zuecos cerrados

Tradicionalmente se ha dicho que el mejor calzado era aquel que ‘sujetaba’ bien el pie. Aquel con el que podías caminar o correr de manera segura. Bien, pues nuestro adorado zueco no es precisamente el mejor calzado atendiendo a esta definición. Por qué, porque sujeta poco el pie. El zueco es un calzado para que el pie descanse, respire y se sienta libre (o poco oprimido) pero desde luego no es un calzado para caminar con seguridad. Esto se debe fundamentalmente a que no sujeta bien el pie al estar abierto por detrás. Ahora imagina un calzado tan cómodo uy ligro como tus zuecos de siempre pero que sujeta bien tu pie- Bueno, pues estos son los zuecos cerrados. Los zuecos sanitario de toda la vida se han convertido ahora en zuecos sanitarios cerrados para que sientas que el zapato se ‘agarra’ a tu pie y no se sale con facilidad.

zuecos sanitarios cerrados¿Te gusta este modelo? Puedes verlo mejor aquí

Los zuecos cerrados son zapatos ‘casi’ normales. Agarran bien tu pie por debajo del tobillo y sobre el empeine. Tienen una mejor sujeción que la que proporciona la típica ‘tira’ de los zuecos normales. Pero además proporcionan todo el confort de tus zuecos de siempre. Créelo. Si pruebas unos zuecos cerrados, no vas a querer cambiarlos nunca más. Además con los zuecos cerrados puedes hacer cosas que antes no hacías con los zuecos abiertos. Ir con zuecos abiertos es como ir en chanclas: muy cómodo pero muy poco formal para ir a determinados sitios. Pues bien con los zuecos cerrados se acabó ese problema. Irás con zapatos y con todas las ventajas que te aportan tus zuecos de siempre. Tienes que probar.